Millenials

Quisiera compartir una anécdota relativamente reciente, hace unas pocas semanas durante el design week de Estocolmo en Suecia, visitaba a Northern Lighting, una de las marcas mas progresistas en diseño de iluminación en Escandinavia y cuyos productos uso constantemente en mis proyectos dado que van bien con mi filosofía de diseño. Su director, Ove Rogne, ofreció una cena tanto para los diseñadores de las lámparas, como para el equipo de COFER studio.  En nuestro honor, nos invitaron a un restaurant mexicano llamado – Publico – un restaurante que para mi gusto, ni era mexicano, ni era público.  Dado las muchas nacionalidades que ahí coincidimos, logramos tener una conversación, creo yo, muy interesante. La mayoría de los asistentes a esa cena no son mexicanos y provenían de países europeos o asiáticos. Todos ellos son personas altamente capacitadas en sus áreas, por lo que me permitió tener una visión global sobre la profesión de Diseño de interiores. De esta cena he rescatado dos temas en particular, El primero, fue una revelación deprimente para mi, y es que el rol del diseñador de interiores, o arquitecto de interiores, al menos en los países nórdicos está muriendo y creo que en general, pronto será una especie en peligro de extinción en el mundo. Las razones expuestas fueron muchas, desde que es muy old fashion ser o contratar a un diseñador de interiores, hasta comentarios como que el diseñador de interiores es un ser demasiado intrusivo al diseñar espacios por demás íntimos (Es importante recordar que los nórdicos son bastante privados en general, e independientes con un alto nivel de escolaridad). En estas sociedades, con un acceso a Internet tan extendido, el e-commerce es comúnmente utilizado, lo que les permite ver, comparar, elegir, PERSONALIZAR, adquirir, y recibir, productos de compañías como Ikea, o H&M Home, ambas suecas, por cierto, y ambas gigantes mundiales que además ofrecen, sin costo adicional, la asesoría de un diseñador en tienda que genera imágenes fotorrealistas al instante y quien aun mas allá, sino te gusta lo que te llevaste, te ofrece regresarlo sin costo alguno. Es un poco abrumador, sobre todo para firmas de diseño pequeñas o medianas que sentimos que no tenemos ninguna oportunidad de competir con estos monstruos. Por lo que en conclusión, no queda más que resignarse a que el rol del interiorista agoniza con una enfermedad crónica, de la que se contagiarán rápidamente sociedades menos desarrolladas como la nuestra. Entonces, los jóvenes diseñadores ante tal panorama, ¿Qué harán? o más bien, ¿Cómo harán de los próximos 30, o 40 años, un ejercer profesional? Algunos dudarán de mis alarmantes comentarios, y dirán que los interioristas siempre serán necesarios, y estoy de acuerdo en esta afirmación. Pero la verdadera pregunta es: ¿Serán necesarios todos los interioristas que las universidades producen a un ritmo exacerbado? ​En cierta medida la sociedad ha cambiado más en los últimos diez años que en los últimos cincuenta, y estos cambios han sido empujados por los millennials, bueno nosotros los millennials. Aunque yo soy quizás uno de los más viejos, también soy por derecho de nacimiento un millennial. ¿Quién se beneficia de estos rápidos cambios? Nosotros aparentemente no, en un artículo de Forbes México dice que nosotros somos la generación más pobre desde nuestros abuelos. En México con la adición de que somos la generación que más que nunca se enfrenta a la imposibilidad de adquirir un bien inmueble o un auto. Y además también pertenecemos a la generación más preparada que nunca en la historia, a la par de ser la más adaptable. Y sin embargo, siguen siendo las grandes transnacionales, y no los millennials, los que se lucran con esos conocimientos y esas habilidades. Nuestros conocimientos, y nuestras habilidades.​ El segundo aspecto que vale la pena rescatar de la conversación es la tremenda importancia del e-commerce. Northern Lighting, obtiene más del 70% de sus ventas por este medio, y aunado a esto, la importancia de las redes sociales. Hoy solo el 12% de los mexicanos compran en línea, en parte al reducido porcentaje de empresas hacen o tiene presencia de venta por Internet en México, mientras que en sociedades nórdicas ese número se eleva hasta el 80% de la población. Este, creo yo, es un indicador claro de hacia que rumbo se deben dirigir los esfuerzos de los profesionistas y de las compañías en México. Conocemos, o al menos intentamos predecir el futuro en base a la historia de otro país. ​Este es un momento mágico e ideal. Nadie, en el planeta, en este preciso momento, maneja la tecnología como ustedes, la generación millennial. Vaya, nadie está más acostumbrado, ni más capacitado, ni más dispuesto que ustedes para hacer uso de estas tecnologías en su beneficio propio. ¡Es hora de empezar a lucrar con ello! Hoy en nuestra profesión son ustedes quienes tienen más herramientas a su alcance que ninguna otra generación anterior de diseñadores, para convencer, enganchar, y trasmitir sus ideas a sus clientes o, mejor aún, potenciales clientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


© PROGRESSIVE DESIGN FIRM 2018.